Demonizar a Cuba

El principal obstáculo que encuentra el imperialismo para derrotar a la Revolución cubana no es militar, ni económico; es moral. De alguna “inexplicable” manera Cuba conserva el prestigio internacional y el consenso interno, pese al desgaste de medio siglo bajo los efectos de un implacable bloqueo y de una sostenida campaña mediática en su contra, pese al derrumbe –veinte años atrás–, y al descrédito, de un “campo socialista” del que hoy se enumeran las manchas y se ignora la luz. Los ideólogos de la derecha saben que ese prestigio moral invalidaría cualquier victoria militar o económica sobre la Isla: en política la única victoria posible es cultural. Lo demás puede llamarse ocupación, asfixia, imposición; y todas son variantes que posponen la victoria del supuesto derrotado. Por eso se han lanzado a fondo, sin medias tintas, en una guerra cultural que lo involucra todo. Una guerra, por supuesto, que no busca ni pide verdades o principios: una guerra para revertir convicciones y sentimientos, que se apoya en la fuerza de los medios de comunicación. ¿O acaso la demonización de la cultura árabe –pueblo que fatalmente habita sobre grandes reservas de petróleo–, no antecede y acompaña a la guerra de exterminio que sufren sus estados “desobedientes”? Lanzarse a fondo significa que esos ideólogos deben repetir sin sonrojos, sin bajar la mirada, que el Che Guevara, el Guerrillero Heroico, fue un asesino; que Batista, el asesino, fue en realidad un buen gobernante; que Cuba, la nación que más vidas ha salvado en el mundo –incluyendo la de sus enemigos–, disfruta de la muerte.
El gobierno de Obama es un excelente portaaviones para bombarderos ideológicos: un rostro negro, un perfil intelectual, una sonrisa seductora. Un enorme y moderno buque que asume poses de crucero, que finge no atacar: para eso están sus aviones, y los pilotos díscolos que a veces despegan de noche, mientras el capitán duerme. Lo cierto es que la ola de irrespetos colectivos que Obama encontró en su traspatio latinoamericano tras la toma de posesión era tan colosal, que la guerra no podía de ningún modo resolverse únicamente por la fuerza. No digo sin la fuerza, digo que no solo por la fuerza. Era imprescindible un golpe de estado aleccionador –y para ello estaba el eslabón más débil, Honduras–, pero un golpe que se acompañase de excusas leguleyas, de trámites burocráticos, de condenas públicas y de privados apretones de mano. Un nuevo concepto para legitimar culturalmente ciertos golpes de estado: en lo adelante la democracia dejará de serlo, si la mayoría del pueblo expresa electoralmente su inconformidad con una legislación que garantiza los intereses imperialistas. Y será legítimo el uso de la fuerza, la de los militares claro, no la del pueblo. A nadie parecen importarle los líderes sindicales que el gobierno de facto –el que dio el golpe y el que acaba de auto elegirse en estado de sitio–, asesina todos los días. Pero los objetivos más importantes de la guerra cultural son dos: Cuba y Venezuela.
Fue quizás en Trinidad y Tobago donde Obama comprendió que el prestigio de Cuba era inmenso. Al término de aquella Cumbre en la que estrenaba su sonrisa, habló de la “utilización” del internacionalismo médico de la Revolución cubana con supuestos fines propagandísticos. Sé que ese prestigio es algo que atormenta a los ideólogos de la derecha, que sueñan con hacer desertar a todos los médicos cubanos. El País, órgano de la trasnacional PRISA en España, califica a la izquierda que apoya a Cuba de estalinista y de “nostálgica”. Nuestros pequeños ideólogos de Miami, México o Barcelona, tratan de dilucidar, con ínfulas academicistas, las razones de esa simpatía internacional y organizan cartas de condena que llevan de puerta en puerta. Usan todas las armas para disuadir a los solidarios; también el chantaje político, y si es preciso el fusilamiento mediático. La guerra es a muerte. Los diplomáticos de Estados Unidos y de algunos países europeos servidores de su política ya no se esconden en Cuba, caminan sin pudor junto a los disidentes que construyen y pagan. Usurpan los símbolos de la Revolución, de la izquierda y los rellenan de contenido contrarrevolucionario: plagian a las Madres de Mayo –a las que siempre despreciaron y combatieron–, para construir a las Damas de Blanco. Son ingredientes para un buen cóctel: mujeres dolientes y mujeres acompañantes, ropa blanca (además de símbolo de paz, en Cuba ese color adquiere otros significados religiosos, para nada católicos), gladiolos, y no obstante, misas católicas. Lo que importa es el encuadre de la cámara. Ponga usted el dibujo, que yo pongo la guerra, decía Hearst en 1898; construya el set y filme la escena –si usted prefiere, twitéela–, que yo escribo el guión, dicen ahora.
Demonizar a Cuba. Hacer que los niños de las escuelas españolas sientan lástima de los niños cubanos, escolarizados, saludables, como pocos en América Latina. Que los ciudadanos honestos que apenas tienen tiempo para sobrevivir en medio de una crisis económica que amenaza su tranquilidad primer-mundista, se compadezcan de los cubanos, más pobres, es cierto, y sin embargo más protegidos, y pese a todo, más libres como seres humanos. Que miren a Cuba y se desentiendan de lo que ocurre en Iraq, o en Palestina, o en América Latina. O en España. Convertir al ALBA –ese maravilloso sistema de solidaridad entre pueblos–, en un emporio de oscuros intereses ideológicos. Lo difícil, sin embargo, es que una operación cultural de carácter mediático pueda saltarse o revertir la vivencia de cientos de miles de latinoamericanos, de africanos, de asiáticos, de norteamericanos y de europeos, que han recibido la solidaridad cubana y venezolana. Lo difícil, es ocultar el sol con un dedo, aún cuando ese dedo lleve el anillo imperial.

Anuncios

17 Responses to Demonizar a Cuba

  1. destinocuba dice:

    Por cada blog que nos censuren haremos diez más. El cierre del blog La Isla Desconocida, del escritor cubano Enrique Ubieta, no tiene ninguna explicación. Se sabe muy bien porqué nos quieren quitar la voz. Ubieta, no nos queda otra: ¡AL MACHETE!. Usa el mío tambine si quieres. Un abrazo
    http://destinocuba.wordpress.com

  2. josec dice:

    Hola Enrique:

    Llevo unos días sin Internet, y hoy me asomo a tu antiguo Blog y me lo encuentro desaparecido . Que bajeza. Bueno, por suerte enseguida te encontré siguiendole la pista al de Yohandris.

    Menos mal, te seguiremos leyendo con gusto,

    abrazo,

    José

  3. Marianí dice:

    Enrique aquí estamos, buscándote, encontrándonos, juntos en la lucha.

    Quiero agradecer a http://islamiacu.blogspot.com/ que nos dió la pista para encontrarte.

    ¡Adelante! la lucha continúa ¡Venceremos!

    Un abrazo

  4. Gracias por volver a nosotros compañero, estamos contigo y aunque intenten silenciarnos volveremos mil veces si es necesario.
    Un saludo.

  5. el taburete dice:

    desde elTaburete nos alegramos de que tengas un sitio en marcha de nuevo!, un saludo.

  6. Hay una ofensiva mediática por parte de los poderes bastardos neoliberales que da pánico. Aquí en España es impresionante, pricipalmente El País. Creo que mucha gente se está dando cuenta desa manipulación, ojalá esta táctica se le vuelva en contra.
    En Europa estamos a creer que gobierna el Neoliberalismo-salvaje, son Nazis disfrazados de demócratas y los socialdemócratas les está haciendo el juego.
    Enrique, los que hacemos este blog, que somos bastantes, te apoyamos en todo lo que esté en nuestra mano.
    Quizá puedas intentar hacer un Blog en NIREBLOG.
    Saludos.

  7. Robson dice:

    De Brasil se dice: la lucha continúa!Ahora en wordpress.
    viva!

  8. Nilson R, do Nascimento dice:

    Prezado Enrique sou de São Paulo-Brasil e acompanho seu blog. Qual foi minha surpresa ao saber se sua retirada,mas nossa vontade é maior, tanto que estás de volta vamos pra frente com revolução cubana, voce é um dos contadores de sua história cotidiana.

  9. nilda dice:

    mi solidaridad con el amigo cubano,desde Argentina.Que no nos tapen la voz.

  10. Por: Reflexión sobre censura en Google.

    Dado que simplemente tenemos un espacio de opinión, y no un medio informativo como apuntas, es más fácil para ellos censurarnos -como han hecho contigo-, una paradójica cuestión que define perfectamente el modelo que defienden –el capitalismo y su versión más voraz, el neoliberalismo-; paradójico por que mientras en China denuncian censura y limitación en la libertad de su buscador, ellos no han dudado en efectuar las mismas políticas -aun más grabes-, pues nuestra opinión en teoría no les afecta directamente… además que nosotros simplemente defendemos un modelo que consideramos más justo, más equitativo… Esto nos debe insuflar fuerzas para hacer frente a nuestros adversarios. Estemos preparados esto solo es el principio y no es una lucha de iguales.
    Un saludo.

    http://bitacoradeunnicaraguense.blogspot.com/

  11. Marat dice:

    Sr. Ubieta:

    me alegro de su regreso a la Internet. Si necesita ayuda en algún momento de tipo técnico u otra no dude en ponerse en contacto conmigo, mediante el correo y blog que está en mi nombre en este comentario.

    Atte.,
    Marat

  12. no sabia que existías pero de pronto veo un articulado? blog cerrado por google¡¡ como soy bloguero¡ voy a ver de quien se trata¡
    que vaina otra ves cuba coño hasta cuando no dejan de joder¿¡a cuba revolucionaria.que lo único que quiere es vivir como a vivido por los últimos 50 años libre y soberana.por que no joden a china? que tan bien es comunista¡¡¡ a de bola serán guevones ellos saben a quien joden.pero para adelante camarada que cuenta con un nuevo seguidor que supongo que a igual que yo hay miles que te descubrieron.por que le pasa igualito a los de oposicionismo aquí en Venezuela siempre la cagan

  13. fernando dice:

    Con sus escritos iluminas el mundo, de ilusion. Que diferencia de las “momias politicas” que detentan el poder en el mundo. La mosca mas pequeña irrita al leön mas terrible. Cordialmente. fernando

  14. Medin Cornejo dice:

    No hay mal que por bien no venga. No conocía tu blog y debido a que intentaron “silenciarte” me enteré de que existe una “isla desconocida”. Te aseguro que seré un asiduo lector. Felicitaciones por la claridad de tu pluma.

  15. Jesus del Rio dice:

    Despues que leí tu artículo Demonizar a Cuba, no me sorprende que el Imperio se ensañe contra ti. Los revolucionarios de adentro te necesitan y nosotros los de afuera también. Es verdad, tus escritos amplían más aún la luz de ese gran faro que es la revolución cubana, donde existe una moral que resiste y resistirá todas las artimañas del Monstruo Imperial. Adelante, pues.

  16. Compañero Ubieta somos nuchos que estamos contigo en estos momentos cuando te tratan de acorralar, las palabras son las armas más poderosas en contra de la mentira. y tu elocuentemente has corrido el velo de las vesanias, alguien por ahi aventuro a decir si los perros ladran es porque vamos bien. Me transformaré en un asiduo lector de tu blog y trataré de pasr la voz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: